Intralipoterapia (Lipoescultura sin Cirugía)

Elimina la grasa localizada para siempre, de un solo pinchazo y sin cirugía.

Es el único tratamiento no quirúrgico que elimina los acúmulos de grasa localizada definitivamente y de forma natural.

Intralipoterapia

La medicina estética moderna es una ciencia especializada y correctiva con protocolos técnicos cada vez más complejos y articulados. Tanto que la misma clase médica se encuentra frente a la necesidad de una continua y específica formación técnica que la permita proporcionar a los pacientes los mejores tratamientos existentes de forma eficaz y segura. La rápida evolución que la Medicina Estética está sufriendo en los últimos años en cuanto a protocolos técnicos la acerca cada vez más a los resultados de la cirugía estética. No es más que la respuesta a la demanda de los pacientes de prácticas menos invasivas, sin anestesia, bisturí, ni quirófano.

Ahora ha dado un paso más hacia delante en la eliminación definitiva de las adiposidades localizadas sin tener que pasar por quirófano: la Intralipoterapia es la única solución no quirúrgica que destruye para siempre los acúmulos de grasa localizada.

¿En qué consiste el tratamiento?

Aqualix es el nombre del producto que se inyecta con microcánulas directamente dentro del tejido graso. Basta un único pinchazo por zona para repartir el producto de forma homogénea. Es una solución microgelatinosa basada en un sistema de liberación controlado con cantidades extremadamente pequeñas de detergentes químicamente modificados. La solución es acuosa, biocompatible y reabsorbible, que destruye para siempre las células de tejido adiposo de forma controlada, licuándolas para que se eliminen de forma natural a través del sistema linfático. Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia, el paciente se reincorpora inmediatamente a su vida normal.

Aqualix se tolera muy bien. Tras el tratamiento, en la zona tratada puede aparecer algún hematoma, que desaparecen con el paso de pocos días y representan una reacción normal del tejido adiposo a la acción adipocitolítica del procedimiento.

¿Para qué está indicado el tratamiento?

La Intralipoterapia está indicada para combatir la adiposidad localizada que no desaparece adelgazando, y cuando se elimina, no vuelve a aparecer. Si el acúmulo de grasa está relacionado con la herencia y las hormonas, se localiza en flancos, caderas, cara interna de los muslos y de rodilla. Si se debe a los hábitos alimentarios, se localiza en abdomen, brazos, pliegue torácico y papada. No está indicado en casos de obesidad o sobrepeso, pues no se pierde peso, solo grasa y centímetros.

Las pruebas clínicas

Según los expertos, las pruebas clínicas efectuadas asocian la aplicación de ultrasonidos externos a media frecuencia y alta intensidad con la Intralipoterapia con Aqualix, pues se ha evidenciado que la combinación de ambos tratamientos mejora altamente la eficacia de los resultados, a menudo comparables a los de la liposucción.

¿Cuántas sesiones se recomiendan?

Se recomiendan tres sesiones con un intervalo de tres semanas.

Es muy importante ponerse en manos de especialistas muy bien formados. El protocolo de la Intralipoterapia forma parte de las prácticas de medicina definidas como avanzadas, en las cuales la acción del médico es fundamental, por lo que solo pueden realizarlo médicos formados específicamente, con buen conocimiento de la fisiología del tejido adiposo subcutáneo y de los aspectos clínicos relacionados con las imperfecciones corporales.

 
semcc
Miembros de