Hilos Tensores PDO

El tratamiento de Hilos Tensores de Polidioxanona (PDO) es una novedosa técnica para combatir la flacidez de la piel, tanto corporal como facial. Frente a tratamientos de hilos tensores más antiguos, como los hilos de oro (a menudo llamados "hilos rusos") e "hilos brasileños", los Hilos Tensores de PDO se aplican rápidamente y sin necesidad de incisiones ni suturas, en una sesión única de media hora de duración aproximada.

En este tratamiento empleamos hilos de sutura de polidioxanona (PDO), un material médico que se utiliza en cirugía cardiaca y oftalmológica desde hace ya varios años, biocompatible y reabsorbible. Estos hilos se insertan en la dermis, y su presencia induce una fibrosis o formación de colágeno a su alrededor, que tensa y reafirma la piel, proporcionando un discreto "efecto lífting". A los seis o siete meses del tratamiento, los hilos de PDO habrán sido absorbidos por el organismo, pero las fibras de colágeno permanecerán durante más tiempo, manteniendo su efecto tensor aproximadamente entre un año y año y medio.

Hilos Tensores PDO

El tratamiento de Hilos Tensores está recomendado cuando aparecen los primeros signos de flacidez y descolgamiento de la piel; también para las personas que, debido a la edad, tienen una menor capacidad de regenerar los tejidos de soporte de la piel. Las zonas de aplicación son la cara interna de los brazos, el abdomen, la cara interna de los muslos, los glúteos, etc…

Los hilos tensores reabsorbibles de PDO presentan las siguientes ventajas:

  • No dan lugar a desgarros, cicatrices, complicaciones o alergias.
  • No añaden volumen a la piel.
  • Se pueden reforzar sus resultados con sesiones adicionales.
  • Son compatibles con otros tratamientos estéticos en la misma zona.
  • Una vez pasado el tiempo, cuando el tratamiento ha perdido su efecto, se puede volver a aplicar sobre la misma zona.

Señalar que los hilos no sustituyen a los Líftings tradicionales, pero sus efectos preventivos y reparadores de la flacidez ayudan a retrasar durante años la necesidad de un Lífting quirúrgico.

Tratamiento

Previamente a la inserción de los hilos, se limpia la piel de impurezas y. tras aplicar un antiséptico, se dibuja con lápiz dermográfico una serie de líneas que servirán de guía para la introducción de los hilos.

Los Hilos Tensores se insertan mediante agujas muy finas, de diferentes longitudes según el largo de cada hilo a insertar. El hilo se tensa por el mero hecho de retirar la aguja, sin necesidad de ningún anclaje.

Tras la sesión, el paciente puede reincorporarse a su vida normal de inmediato. Los efectos secundarios del tratamiento son mínimos: edema, enrojecimiento o algún hematoma, que desaparecen en horas o en pocos días.

Resultados

Los efectos de los Hilos Tensores empiezan a hacerse visibles al primer mes, alcanzando su plenitud a los tres meses del tratamiento, y manteniéndose aproximadamente entre 12 y 18 meses en función de la edad, estado físico y hábitos de salud de cada paciente.

 
semcc
Miembros de